Situación inicial

Lappset es una empresa familiar finlandesa, líder en la producción de parques de juego para niños y parques de relax y fitness para adultos, que el año que viene celebrará sus 45 años de actividad. Actualmente, ya en la segunda generación, tiene sedes productivas en Finlandia, Suecia, Estonia y Holanda, vende sus productos en más de 40 países de todo el mundo, y tiene un volumen de facturación total de unos 50M€.

Impactante

Hoy en día, el metal y otros materiales han reemplazado a la madera en la fabricación de los parques de juegos. Por eso, hemos decidido abrir la planta de Tallin, Estonia, dedicada a la carpintería metálica. Aquí se realiza el trabajo que antes se externalizaba, para poder controlar el proceso y aprovechar las economías de escala. Mejorar la calidad, reducir los costes y ser más flexibles en la fabricación de nuevas soluciones son los objetivos que nos hemos fijado con esta estructura de producción, para llegar a abastecer no solo a la casa madre, sino cada vez a más clientes del área del Báltico y del resto del mundo.

La solución

La sede de Tallin se equipó de inmediato con un parque de máquinas completo y de excelente nivel, para realizar con la máxima calidad diferentes operaciones de mecanizado: corte láser, doblado de tubos y chapa, ensamblado, soldadura y pintura. Aquí se empieza con la recepción de los tubos y las hojas de chapa, se cortan se pliegan y sueldan, tanto en automático, utilizando los robots de soldadura, como manualmente. Para mecanizar el tubo hemos comprado dos máquinas BLM, complementarias por sus funciones: un sistema Lasertube LT722D para el corte láser y un sistema de doblado ELECT-M.

Para aprender a utilizar las máquinas láser, los operadores han realizado cursos en Italia y, junto con un ingeniero finlandés, han estudiado soluciones de proyecto para aprovechar al máximo las potencialidades de la tecnología Lasertube. Actualmente, con la tecnología de corte-doblado del sistema LT722D, una pieza de bastidor con un tubo redondo (normalmente realizado con cuatro trozos distintos soldados juntos) se fabrica con una pieza única. Considerando la reducción del tiempo de mecanizado, las ventajas logísticas de manejar una pieza y no cuatro, y sobre todo el gran tiempo ahorrado en fase de soldadura, el coste de la pieza acabada se reduce notablemente.

El cuadro se completa con el sistema de programación Artube. Práctico, rápido e intuitivo, permite realizar rápidamente los programas de trabajo empezando de cero.

Las ventajas

Los sistemas integrados de mecanizado del tubo permiten optimizar el ciclo de producción de varios productos y mejorar el flujo de los materiales. Los sistemas de corte y doblado también garantizan la precisión y la calidad esencial para el ensamblado. Todo ello comporta una reducción del coste de la pieza acabada.

Aspectos técnicos

La versatilidad y la flexibilidad del láser permite mecanizar incluso piezas complejas de forma eficiente, precisa, limpia y con resultados de alta calidad. El doblado completamente eléctrico garantiza la mayor precisión y facilidad de cambio de producción, en el menor tiempo.