Situación inicial

De pequeña carpintería metálica fundada para perfilar y soldar tubos para FIAT Trattori, a grupo industrial con más de 1.000 empleados y una decena de empresas que operan en diferentes sectores abarcando desde la automoción hasta el naval. Esta es la historia de SAG Tubi que hoy es proveedor de empresas como Ferrari, Audi y Maserati. En su planta de Novellara, Italia, se fabrican 12.000 piezas al día de tubos doblados, perfilados, soldados, revestidos, para clientes muy exigentes.

Impactante

La máquina hidráulica no podía doblar ciertos radios. El salto tecnológico radical para SAG Tubi fue la introducción de las primeras máquinas eléctricas BLM GROUP, sistemas que en pocos años reemplazaron todos sus sistemas de doblado.
Otra dificultad era el corte de los tubos, realizado con sistemas láser pero muy simples y poco flexibles: a veces había que mover el tubo de una plantilla a otra para terminarlo. Con la última adquisición, el sistema láser de fibra con 5 ejes LT-FREE, resolvimos también este problema.

La solución

La relación de estrecha colaboración con BLM GROUP comenzó con la compra de una dobladora de tubos B40 y, hoy, gracias a las dobladoras de tubos All-Electic, SAG Tubi consigue doblar tubos con radio 1 a 1 incluso en diámetros mayores, como el 139 mm con un espesor de 1,5 mm.

SAG Tubi corta principalmente los tubos doblados y fabrica unas 250 piezas diferentes todos los meses, con diámetros que van del 4 al 150. Así que la flexibilidad se ha convertido en una necesidad. La última adquisición fue el sistema láser 3D de 5 ejes para el corte de tubos perfilados modelo LT-FREE, la elección perfecta para los tubos complicados, con cortes difíciles. La presencia de los robots para la manipulación de las piezas garantiza unas prestaciones únicas: combinando los 5 ejes del cabezal láser de fibra con los 6 ejes del robot, la flexibilidad del sistema está asegurada. Las dos estaciones permiten trabajar en una parte mientras se prepara la otra, logrando una gran eficiencia. Y después el láser de fibra se encarga del resto, a una velocidad casi el doble con respecto al CO2. El resultado es que en algunos tubos se han reducido exactamente a la mitad los tiempos de mecanizado. Empezamos con las piezas con mayores volúmenes, pero ahora estamos llevando todo al láser porque, además de la velocidad del proceso de corte, obtenemos grandes ventajas debidas al hecho de no tener que reposicionar la pieza durante el proceso.

Las ventajas

La inversión inicial en la máquina se recupera rápidamente gracias a la velocidad de fabricación sin comprometer la precisión, la fiabilidad y la facilidad de uso.

Aspectos técnicos

La versatilidad y la flexibilidad del láser de fibra permite mecanizar incluso piezas complejas de forma eficiente, limpia y con resultados de alta calidad. El doblado completamente eléctrico garantiza la máxima precisión en todos los radios, en tiempos muy breves.