Situación inicial

Sedus Stoll AG, empresa alemana fundada en 1871, es líder en la fabricación de mobiliario de oficina. Sus modelos han escrito la historia de las sillas de oficina. Actualmente tiene dos plantas de producción: una en Geseke y una en Dogern, donde todos los días se procesan 422,3 km de tubo para fabricar casi 2.000 sillas. En los últimos 15-20 años ha ganado muchos premios y su equipo de investigación y desarrollo siempre está estudiando nuevas soluciones innovadoras.

Impactante

Ergonomía y ecología, calidad y diseño, son los pilares de la filosofía productiva de Sedus. Es muy difícil combinar la belleza del diseño con las necesidades del cuerpo humano: una silla ergonómica no es solo una cuestión estética y de calidad, también tiene un precio final y, por tanto, un coste que respetar.

Por estas razones, entre otras, Sedus fabrica exclusivamente en Alemania. De esta manera, se asegura el control completo de todo el proceso de producción en términos de calidad, además de una atención especial a la vertiente ecológica. De hecho, respetar el medio ambiente no significa solamente elegir materiales reciclables, sino también fabricar de manera “limpia”, utilizando máquinas que reduzcan, por ejemplo, el consumo.

A partir de los años 60-70, el acero entró con fuerza en la fabricación de las sillas. Antes de BLM, para doblar los tubos 
utilizaban dobladoras bidimensionales y de un solo radio, con un solo lado de curvado. La producción se realizaba con pasadas sucesivas de la misma pieza, con un proceso económicamente nada ventajoso. Luego, llegaron los sistemas de doblado de BLM GROUP.

La solución

La primera dobladora de tubos BLM llegó en 2005 y, ahora, tenemos tres dobladoras de tubos E-TURN40 y una ELECT40. Sedus fabrica cientos de modelos diferentes, con una media de 124.533 piezas dobladas al año. Las dobladoras de tubos ELECT y la E-TURN son máquinas completamente eléctricas, multirradio y capaces de doblar en diferentes planos, que satisfacen perfectamente las exigencias de producción. Actualmente con las máquinas BLM podemos fabricar en el mismo ciclo de trabajo un modelo de bastidor oscilante, utilizando hasta 4 radios diferentes de doblado y herramientas de radio variable, algo antes impensable.

Las ventajas

Las máquinas garantizan velocidad de producción, sin comprometer la precisión, la fiabilidad ni la facilidad de uso. Al reducir los pasos de mecanizado también se reduce el consumo y, por lo tanto, se obtiene una producción más “limpia”. A ello se suman ventajas importantes, como el bajo coste de mantenimiento y la asistencia técnica.

Aspectos técnicos

El doblado completamente eléctrico garantiza la máxima precisión en todos los radios, incluso en diferentes planos, en tiempos muy breves.