Situación inicial

En las aplicaciones donde las piezas tienen funcionalidades estéticas es indispensable mover el material de forma completamente controlada. Primero de toda la barra y luego de las piezas obtenidas tras el corte, de lo contrario el riesgo de piezas descartadas y no conformes es muy alto.

La solución

En las máquinas de la familia Lasertube, las piezas están siempre sujetas y se desplazan por superficies que no rayan. No hay impactos ni roces para evitar piezas descartadas debido a la falta de integridad de la superficie y se obtiene una calidad constante para toda la producción.

Las ventajas

La ventaja de contar con un proceso de producción propio -como en un relevo- depende muchísimo de su eficacia global. No solo el corte, sino también la correcta manipulación de las barras brutas desde la entrada hasta la salida de los semiacabados.

Aspectos técnicos

Superficies que no rayan y ajustes de precisión de las pinzas mantienen integra la superficie de las piezas fabricadas, incluso donde no actúa el corte láser. Las rampas facilitan el paso de una fase de mecanizado a la siguiente y los bancos de acumulación integrados evitan caídas y golpes.